viernes, 13 de octubre de 2006

Microrrelato


Estaba confusa, sabía que lo que estaba haciendo estaba mal. Ella sólo tenía 18 años, y él… Para ahuyentar los  pensamientos que la atormentaban, comenzó a recorrer con la mirada los distintos objetos que había en la trastienda. Mientras, él besaba su torso desnudo. 
De repente una fotografía le hizo recordar que aquel hombre, cuyas manos recorrían ahora su espalda, era un hombre casado. Un impulso de huir inundó su mente pero la sensación que le provocaban sus caricias convirtió ese impulso en un agradable escalofrío. Se dejó caer sobre el pequeño sillón de la trastienda y se dejó llevar…

1 comentario:

  1. Que bonito. Creo que expresa exactamente lo que podrías sentir en un momento así. Aunque bueno nunca estuve con un hombre casado no podría asegurarlo... Pero lo dicho, es muy bonito.

    Me encanta tu forma de expresar los sentimientos, sigue así preciosa :)

    ResponderEliminar

Seguidores

Seguir vía email

Páginas vistas en total