viernes, 13 de octubre de 2006

Año 2019

Un silencio sepulcral lo invadía todo. Un silencio sólo roto por el incesante sonido de las pequeñas teclas al ser pulsadas frenéticamente. De pronto levantó la cabeza. Sus ojos, acostumbrados a la pequeña pantalla, tardaron un momento en enfocar. Por primera vez en mucho tiempo fue consciente de que estaba rodeada de personas y recordó con nostalgia aquella época en la que aún era frecuente sentir un abrazo o escuchar la risa de un amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Seguir vía email

Páginas vistas en total